La transición energética en España se enfrenta a una posible parálisis

Feb 18, 2019

En esta segunda década del milenio, España celebrará sus cuartos comicios para elecciones generales, todo un récord para nuestra democracia, y con cada uno de ellos, el sector energético se enfrenta a una nueva incertidumbre sobre su futuro ya que dependen de las decisiones políticas de turno.

También, en cada campaña previa a esas elecciones generales, todos los partidos políticos han defendido la necesidad de crear un Pacto de Estado, largamente deseado por las empresas del sector para que se garantice seguridad jurídica a las inversiones y para que haya una transición energética planificada. Pero hasta la fecha, tanto unos como otros no han sabido llevar a buen puerto.

“Llevamos esperando dos años para ver si se aprueba una Ley de Cambio Climático y, por lo que parece, seguiremos así”, explica a este diario Gonzalo Escribano, analista senior y director del Programa Energía y Cambio Climático del Real Instituto Elcano, “sin embargo, no todo está perdido, todo el trabajo que se ha hecho se queda venga el que venga. Y me refiero tanto al realizado por el Comité de Expertos, que podría apuntarse el tanto el PP, en el que un grupo de expertos de diferentes orientaciones políticas hicieron un gran esfuerzo, y su proposición tardía de proyecto de Ley de Cambio Climático, así como el trabajo de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que entró con mucha fuerza y ha realizado un trabajo de investigación muy fuerte. En su conjunto, se ha avanzado mucho en la parte más técnica de esta transición”.

En su opinión, “tenemos dos modelos que pueden gustar más o menos y que serán las guías a elegir para el nuevo gobierno que vendrá tras la elecciones del 28 de abril. A mi juicio son trabajos muy aprovechables y deberían ser capaces de poner de acuerdo a los principales grupos políticos. No podemos estar mareando la perdiz otros dos años más. Empieza a ser urgente tener una planificación energética para los próximos años”.

Durante estos años, los portavoces de Energía del Congreso han defendido la necesidad de un Pacto de Estado en todos los numerosos debates en los que han participado, y todos, PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, aseguraban que era posible.

“Ya sea que queramos tener el liderazgo europeo en la transición energética o que no queramos cometer los excesos del pasado, deberíamos apostar por una postura de consenso político”, añade Escribano, “los principales partidos deberían ponerse de acuerdo, pero lo que está claro que hasta ese momento, va haber un parón en el sector y es mala cosa cuando coges impulso y tienes que parar… Pierdes la inercia”.

“Aún así, entiendo que no se dará un bandazo muy importante porque hay un trabajo previo y las nuevas circunstancias no dejarán que se vuelvan a cometer los mismos excesos del pasado”, concluye el experto en energía del Real Instituto Elcano, “no soy pesimista, por eso espero que no haya un adanismo y se tire por el suelo todo el trabajo hecho en los últimos años, aún así reconozco que entramos en un momento de incertidumbre”.

Eso es lo que ya adelantó el sector fotovoltaico nada más conocerse la decisión del presidente del Gobierno. “El escenario electoral puede paralizar muchos proyectos” de autoconsumo eléctrico, cuya nueva regulación se recogió en el real decreto ley de octubre y que aún está pendiente de tramitación, según explicó José Donoso, director general de UNEF. En su opinión, la nueva norma que liberaliza el autoconsumo se queda en una “situación complicada” por la convocatoria de elecciones generales.

A su juicio, si no se tramita la proposición de ley con carácter de urgencia se generarían “vacíos legales que imposibilitarán” la puesta en marcha de proyectos por parte de las compañías distribuidoras.

El sector fotovoltaico advierte que el adelanto electoral parará la hoja de ruta del autoconsumo.

La cogeneración sin embargo, es más optimista. “Al Gobierno le daría tiempo a aprobar el decreto para poner en marcha el Plan Renove”, explica Javier Rodríguez, director general de Acogen, a El Periódico de la Energía, “porque hasta la fecha del 28 de abril seguirán celebrándose Consejos de Ministros”.

“De las tres medidas que necesita la industria, el Plan Renove, la creación del Estatuto del Consumidor Electrointensivo y de la figura de la red de distribución de energía eléctrica cerrada, entendemos que solo es posible la primera, porque tanto el Estatuto como el decreto de redes cerradas necesita un plazo de tramitación de seis meses”, añade, “y más aún si este Gobierno entiende que es una medida urgente porque si no, la industria de la cogeneración se muere”.

Consulta el último informe sobre el Mercado de la Energía creado por nuestros especialistas en Asesoría Energética.